El arte de poner la mesa

por Natalia Ravell
julio 21, 2011
Reglas de como poner la  mesa

 

Poner la mesa es un arte donde cada detalle cuenta y le da valor. La vajilla, los cubiertos y la cristalería siempre deben estar bien ubicados, según las normas de etiqueta; mientras que los adornos y accesorios pueden variar según el nivel de formalidad de la ocasión y el gusto propio.

En la manera tradicional y correcta, los cubiertos van de afuera hacia adentro, siguiendo el mismo orden de los platos que se van a degustar. Así, del lado derecho se coloca la cuchara de sopa o cuchillo de la entrada; y más cerca del plato, el cuchillo del plato principal. En ambos casos, el filo va hacia adentro. Igualmente, del lado izquierdo, se ubican los tenedores: el más pequeño hacia afuera y el grande más cerca del plato. Por su parte, la servilleta va del lado izquierdo o arriba del último plato, bien arreglada o puesta dentro de un servilletero. De igual modo, la cuchara de postre siempre va arriba y en el centro, cerca de las copas.

Si la comida es más informal, se puede innovar con arreglos más divertidos, como atar cubiertos y servilletas con una cinta, utilizar hojas de cambur y mecate como servilleteros, colocar una flor junto a la servilleta o ubicar en cada puesto un recuerdo sorpresa para los invitados. En fin, son infinitas las opciones para crear mesas espectaculares. Diviértete con tus bellas creaciones.

Ideas Relacionadas

Almuerzo en la piscina

Verano en la piscina

Los días calurosos del verano se solucionan con un almuerzo fresco al lado de una piscina, sirviendo comida del mar. Aunque no estemos cerca de la playa la decoración nos traslada con motivos oceánicos: mantel … (ver más)

Idea hamburguesas en el jardín

Hamburguesas y perros calientes en el jardín

  Esta es una idea que vale por dos, que van a disfrutar los papás y los niños. Lo puedes hacer en un día de fiesta, cuando haya un partido de fútbol o en cualquier … (ver más)

Destacado-domingo-familiar

Almuerzo Familiar

Nuestro domingo familiar es una tradición, no hace falta un motivo para reunirse con la familia, simplemente compartir un almuerzo, conversar en la sobre mesa y ponerse al día en los asuntos de cada uno. … (ver más)